disimulo 6

Contigo es como volver a empezar

Un día, hace tiempo, me preguntaste, ¿por qué el blog se llamaba anécdotas y disimulos?

anécdota 2

Entonces te respondí que una anécdota era un relato breve de un suceso curioso que se cuenta como entretenimiento; un suceso circunstancial, irrelevante, curioso y poco conocido.

disimulo 8

Por su parte, el disimulo era el arte con que se ocultaba o encubría con astucia lo que se siente, se sospecha, se sabe o se hace.

culo 2

Por si esto fuera poco, te comenté que el blog también incluiría algunos desatinos, esto es, comentarios con ausencia de moderación o prudencia. También podrían ser una locura, un despropósito o incluso un error.

A día de hoy, me ratifico en estos planteamientos.

 

felicitación navidad

El concurso

      La alcaldesa del pueblo donde veraneamos, con la que he coincidido en las fiestas patronales, me comentó que el último pleno del ayuntamiento - justo antes de las vacaciones- aprobó, para fomentar la integración de las minorías y el multiculturalismo, que en el concurso de felicitaciones de Navidad de este año solo podrán participar los impíos acreditados y los musulmanes.

 
cagando

     Igualitos

 El apretón nos iguala a todos los seres humanos, y no me refiero al atasco de tráfico, que también podría servir como ejemplo, sino al que se manifiesta cuando estamos sentados en el wáter. Y es que todas las personas debemos cumplir impepinablemente con ese requerimiento de nuestra naturaleza. Todos tenemos nuestro momento privativo, bien con la frecuencia diaria que aconsejan los gastroenterólogos, bien con la irregularidad caprichosa que aqueja a la mayoría, tanto por exceso, esto es, de pascuas a ramos, como por defecto, es decir, por el aguijonazo desbocado causado por las arritmias intestinales.

           Así pues, tanto seas un emergente político con coleta y boca necesitada de jabón o su alter ego, a saber, el político con aspecto de propietario de una funeraria, que se satisfacen en los baños vips del Congreso de los Diputados, como seas el hombre más humilde que debe evacuar cuando le llega el momento en la trasera de su chabola, en esos !aprieta fuerte que no sale!, !por Dios, qué esto acabe pronto!, !uy, uy, uy!, !ay, ay, ay!, todos quedamos igualados.

 

muñeco

Razones para vivir

Hilario Cantero Ruano estuvo esperando algo de la vida hasta su último minuto. Fue entonces, en ese momento concreto, cuando comprendió, irrefutablemente, que ese anhelo indeterminado que había sentido en su pecho toda su vida no se cumpliría, bien porque él se hubiese equivocado al elegir en alguna de las decisiones importantes de su vida -encrucijadas las llamaba Hilario- o bien porque la existencia resultase, a la postre, una puta mierda, tal y como él venía coscándose desde hacía tiempo.

      Sobre la primera opción, las bifurcación de los caminos, a Hilario Cantero le resultaba imposible de todo punto dilucidar lo correcto de las elecciones tomadas, bien porque él carecía de imaginación   -por tanto de la capacidad de vivir más allá de lo existente- o bien porque al elegir un camino, abandonando el otro, se gastaba para siempre la posibilidad de haber acertado -o fallado-.

piedra

       De la segunda opción, que la vida era una puta mierda, Hilario no albergó dudas a partir del mes de abril de su último año, cuando le diagnosticaron el cáncer de estómago, por más que en esa época el anhelo palpitara en su pecho con especial intensidad.muñeco

    Y es que a la postre su mujer, Tomasa, posiblemente tuviese razón cuando le recriminaba: “te digo yo que tus anhelos son gases extraviados en el colon transversal y lo que debes hacer es expelerlos para que no te coman las tripas”.

la cosa del pantano

Todos somos iguales.

El gorro de piscina nos iguala a todos los seres humanos. Cuando la cabeza emerge chorreando con el gorro de baño encasquetado, bien te creas el sujeto más poderoso e imprescindible del planeta o bien pienses que eres un humilde superviviente, en nada te diferencias.

cuarto de baño

Las nupcias.

Ruy Bertrán tuvo sus nupcias en julio de un año de finales del siglo XX. Ese día Ruy rememoró al padrino de la ceremonia, esto es, el padre de su esposa, su suegro, la primera vez que consumó el acto con su hija, Daniela, entonces solo una novia pasajera.

El impulso ocurrió una noche en casa de unos amigos tras la cena. Ruy y Daniela coincidieron en el pasillo, pues ambos buscaban el baño para aliviarse un tanto. El calentón de la opípara cena y las copas posteriores les llevó a entrar juntos al desmejorado, diminuto y pestífero baño. Allí torpe y malamente consumaron su pasión. Entonces Ruy, que era novato e inexperto en la delicadeza, con intención de agradar a la chica afirmó: a partir de ahora este será nuestro lugar favorito, y después, mientras tiraba de la cadena del wáter, concluyó: y esta será nuestra canción.

pareja 1

Cinco maneras de decir te quiero que te harán triunfar

ancianos1ª- Te amo con intenciones y sin exigirte explicaciones.

ausente

2ª- Me gustas cuando callas, porque estás como ausente.

buey 1

3ª- Quien fuera buey para darte un lametón.

tonto 1

4ª- Te quiero a lo tonto.

 

boticario

5ª-  Eres para mí como pedrada en ojo de  boticario.

 

faquir 1

Cinco consejos para ser un escritor de éxito

1º- Escribe lo menos posible, si puedes, incluso nada.

2º- Olvídate de las alabanzas de familiares y conocidos; todas son falsas.

3º- La gramática y la ortografía son para los ineptos; sé creativo.

4º- No busques un editor; no le encontrarás (no existen).

5º- Y sobre todo, nunca hagas caso de los consejos.

ropa sucia En casa nunca se vacía la cesta de la ropa sucia. La cocina jamás permanece recogida más de tres minutos. En el bidé siempre encuentro unas bragas usadas. !Por favor, ¿alguien me puede alquilar una habitación?!

novia

  Mi mayor desarreglo

  Hace años pensé que tenía mi vida resuelta, pues entonces consideraba que yo cortaba un pelo en el aire: andaba con una novia, Susanita, largamente manoseada y de familia con posibles. “Papa” era dueño de una cadena de peluquerías, tanto para personas, como para perros y gatos e incluso para abrigos de pieles y, aunque mi pelo era de bruja, nos llevábamos bien.

    En una fecha cercana a la boda Susanita me dio la patada en el culo. Me recriminó que yo era patizambo y aburrido. ¿Patizambo?, si acaso culitranco, y yo nunca la eché en cuenta sus tetas asimétricas. ¿Aburrido?, si acaso ella, cuya mayor diversión era ganar –con trampas- al ajedrez a su gato lampiño. Este ha sido mi mayor desarreglo. Siempre lo amaré (su dinero). Y respecto a la patada que me propinó: todavía no me ha cicatrizado la raja que me originó.

La faena demorada

lista palabras

Quise elaborar una lista, un borrador, con ideas interesantes sobre las que escribir. Al rato el papel seguía igual de blanquito y el bolígrafo de mi primera comunión continuó sin estrenar, además era factible que la tinta  hubiese carbonatado hacía décadas. Entonces llegó el turno a las majaderías, catorce de un tirón.