Se anuncia la llegada del tren…

brazo-zombi

Si yo os digo: ¡eh, necesito que el blog tenga más visitas, qué el tinglado se desmorona!, vosotros bien me podríais contestar: yo te sigo, de hecho estoy leyendo ahora esta entrada, y no os faltaría razón.

Por tanto, la cuestión queda establecida en cómo conseguir más lectores que no sean los habituales. Se me ocurren varias soluciones:

Primera: que los lectores habituales dejen de serlo y pasen, por tanto, a inhabituales.

Segunda: cambiar el estilo y temática del blog.

Tercera: poner a parir a media humanidad para que la otra mitad me lea.

Cuarta: gastarme una pasta en promocionar el blog.

Como ninguna de estas altrnativas me parece oportuna he pensado una quinta:

Quinta: que algún malvado corra la voz del blog por wasap, twiter, facebook… Después de todo si existen defensores de usar almóndiga, toballa, cocreta, crocodrilo, asín, güisqui, desorinar…, bien se puede respaldar mi perpéntico blog.

En cualquier caso, siempre será mejor morir con dignidad que pagar a Hacienda.

montoro

P.D. Los lectores habituales también podéis refrescaros con las viejas entradas.